IIF
Burócrata Bancaria

LBB: Un generador de empleos

Una economía invisible para muchos. El fútbol amateur en el Estado de Querétaro no sólo representa una forma de entretenimiento, simboliza para cientos de familias una fuente de ingresos, misma que se detuvo más de cuatro meses debido a la pandemia de COVID-19 que ha afectado al mundo entero.

La Liga Burócrata Bancaria es un generador de empleos directos e indirectos, los cuales se vieron afectados de manera considerable. Un sector sumamente golpeado es el arbitral, una plantilla cercana a 50 árbitros se ven beneficiados en las diferentes categorías, sábado a sábado.

Estos encuentros no serían posibles sin la renta de espacios privados. Don Jesús, Don Manuel, Premier, El Éxito, ProNoruz, Sin Límite Guamerú, Rivelino, Benito, El Centenario, entre otros, se vieron afectados tras el parón, el mantenimiento sin ingresos significó una odisea para los dueños de éstos espacios deportivos.

Camperos, guardias, ‘viene,viene’, empleados de cafeterías son otros sectores afectados indirectamente que se veían beneficiados con la actividad futbolística en los distintos complejos deportivos.

Los medios de comunicación también fueron perjudicados, medios impresos de la entidad son beneficiados debido a la difusión que la Liga Burócrata Bancaria emplea semana tras semana. El departamento de Comunicación y Prensa, otro grupo afectado, tuvo que parar la generación de contenido digital, un grupo de ocho personas quedaron sin un ingreso semanal.

Más de 100 empleos, directos o indirectos, generados por la LBB desean volver, con responsabilidad y en cumplimiento de los protocolos, para reactivar una economía que para muchos es una economía invisible.